Según la Sociedad Europea de Cardiología, existe una relación directa entre las enfermedades periodontales y las enfermedades cardiovasculares. De hecho, un paciente que presente lesiones periodontales es un 25 % más propenso a padecer una dolencia cardiovascular.

Por ello, en el Día Mundial del Corazón, Sermade, clínica odontológica móvil especializada en la atención bucodental de las personas mayores que viven en residencias, quiere concienciar de la importancia de cuidar la salud bucodental como una forma de prevenir los riesgos cardiovasculares.

La periodontitis es una enfermedad inflamatoria e infecciosa que afecta a las encías y el hueso que rodean los dientes, causada por bacterias y otros microorganismos de la flora bucal que pueden pasar al torrente sanguíneo y extenderse por todo el organismo, aumentando el riesgo de contraer o empeorar las enfermedades cardiovasculares”, explica el doctor Luciano Bermejo, odontólogo de Sermade.

Factores de riesgo

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, con casi 120.000 fallecimientos al año. Si bien una vida sedentaria, la obesidad y el tabaquismo son los principales factores de riesgo cardiovascular, distintas asociaciones de cardiología han incluido en estos factores de riesgo la presencia de enfermedad periodontal.

Por ello, el doctor Bermejo señala que es muy importante que los pacientes que presentan lesiones cardiovasculares “pongan especial atención al cuidado de su boca. Deben ponerse en manos de especialistas para detectar y prevenir posibles complicaciones, realizando las revisiones que corresponda en forma y tiempo”.

Síntomas de alarma

Si bien ha quedado claro que las personas con periodontitis tienen mayor prevalencia de padecer enfermedades cardiovasculares, no siempre es sencillo detectarlo. Por ello, el doctor Bermejo explica en qué debemos fijarnos para valorar la necesidad de acudir al odontólogo:

  • Encías enrojecidas e inflamadas. Padecer este síntoma puede indicar que estamos en las primeras fases de la enfermedad periodontal. “Podríamos estar padeciendo una gingivitis que, si no se trata a tiempo, podría convertirse en una periodontitis. En este proceso, las bacterias implicadas en las lesiones periodontales pasarán por el torrente sanguíneo aumentando el riesgo de enfermedad cardiaca”, explica el experto de Sermade.
  • Mal aliento o mal sabor de boca. Si a pesar de mantener una correcta higiene oral no conseguimos mejorar estos síntomas, puede que existan lesiones más importantes que deben ser valoradas.
  • Dientes alargados. La presencia de dientes alargados puede indicar la pérdida de soporte de los tejidos periodonales, lo que debe ser valorado por un dentista.
  • Diastemas o espacios entre los dientes que antes no existían y piezas dentales que se mueven, “informan de que los tejidos periodontales no están haciendo su trabajo y debemos revisar qué problema pueden estar detrás”, afirma el doctor Bermejo.

Medidas preventivas y tratamientos

Mantener un correcto hábito de higiene oral diario es la mejor medida preventiva, tanto de los problemas bucodentales como cardiacos asociados. El doctor Bermejo destaca las siguientes medidas preventivas:

  • Poner en conocimiento de los especialistas de cada campo las posibles lesiones que se detecten. “De esta forma, se podrá realizar una interconsulta entre el odontólogo y el cardiólogo, que ayude a poner en valor las complicaciones que puedan aparecer y exista, por tanto, un mejor control de la enfermedad en cada campo”, subraya.
  • Una correcta higiene oral. Para ello, además del cepillo de dientes, hay que usar métodos complementarios para la higiene oral: colutorios, seda dental, rascadores de lengua, etc.
  • Las personas que presenten una mayor probabilidad de padecer enfermedad cardiovascular y bucodental, deben llevar una dieta equilibrada y realizar actividad física. En definitiva, llevar una vida saludable.
  • Evitar el consumo de tabaco por el daño que causa a nivel oral y sistémico.
  • Revisiones con carácter preventivo a los especialistas implicados: odontólogo y cardiólogo. “Podemos llegar a detectar mucho más rápido todos los procesos patológicos que puedan implicar complicaciones posteriores”, afirma.

Por todo lo expuesto, el doctor Bermejo destaca la importancia de cuidar la salud oral para disfrutar de una buena salud general y prevenir múltiples patologías como, en este caso, la cardiovascular. “Disfrutar de una buena salud oral es un reflejo del estado general del organismo. La cavidad oral puede presentar signos y síntomas que ofrecen información del estado general del cuerpo”, concluye.

¿Hablamos por WhatsApp?

× Cita por WhatsApp